Ocho años es una espera extremadamente larga entre disco y disco de cualquier banda, pero Dub Trio siempre ha tenido una actitud de sacar cosas atractivas a largo o a corto plazo. La banda sigue formada por tres piezas instrumentales que forjan un híbrido de rock de garage pesado, mezclado con ese reggae experimental volado. En sus comienzos hacían un dub reggae casi sin adulterar, con apenas uno que otro riff distorsionado, pero a medida que paso el tiempo se hizo cada vez más pesado, más agresivo, hasta llegar al punto en que casi no presentaba ningún elemento de reggae identificable.

Entonces, al haber titulado este quinto álbum como The Shape of Dub to Come, nos esta indicando que están escarbando en sus raíces, como así también haciendo referencia (en forma de homenaje) a aquel tremendo disco-icono de Refused, “The Shape of Punk to Come”, con esta jugada la banda creo una gran expectativa sobre lo que se venia, y a juzgar por lo escuchado, la banda ha vuelto a sus raíces encontrando el equilibrio justo…

The Shape of Dub to Come comienza con el primero de una serie de colaboraciones, la banda tampoco ha sido ajena a la colaboración en el pasado, en particular, una asociación de larga data con Mike Patton lo vio invitado tanto en su segundo álbum New Heavy, como en el tercer álbum Another Sound Is Dying, además ellos fueron la columna vertebral de Peeping Tom, como banda en vivo. Dub Trio también se los ha visto en ocasiones tocando con el rapero judío Matisyahu.

En esta ocasión, la colaboración de apertura es nada mas y nada menos que el gran Buzz Osborne de The Melvins prestando sus distintivas voces a un ritmo denso y fangoso, o sea, haciendo lo que mejor sabe hacer. En esta ocasión se los podría perdonar, digo esto porque la pista se la podría confundir fácilmente como un tema real de Melvins. Similar podría decirse un par de pistas más tarde, cuando Troy Sanders toma el micrófono en “Fought the Line”. Sin embargo, ciertamente se centraría en el extremo más suave del espectro de Mastodon. Por supuesto, en estos dos casos se debe en gran medida a la influencia desproporcionada que las voces tienen en el sonido general de una canción, en lugar de cualquier sugerencia que se derive, por lo que sería potencialmente interesante escucharlas interpretadas instrumentalmente en algún momento.

En “Spyder” y “Bad Comrade”, son un claro ejemplo de lo que podría denominarse la fórmula clásica de Dub Trio. Los gruesos caminos atmosféricos combinan entre las variaciones de rock y reggae, con algunas paradas intermedias en el camino. A medida que The Shape of Dub to Come progresa más allá de su comienzo más bien explosivo, los riffs más pesados ​​se funden en gran medida en el fondo de la placa. La inclinación de la banda por la experimentación sigue siendo lo atractivo de ella, pero es una experiencia más tranquila, más melodiosa y, lo que es más importante, más centrada en las mezclas.

La tercera colaboración en The Shape of Dub to Come es con la cantante y compositora Meshell Ndegeocello, cuyas voces flotan sobre colchones de reggae directamente desde los sistemas de sonido jamaicanos. El guitarrista DP Holmes retumba toda clase de tonos y sonidos llenos de reverberación sobre un sendero lánguido establecido por el bajista Stu Brooks y el baterista Joe Tomino. “Needles” permanece casi completamente sin percusión durante la primera mitad de su tiempo, antes de convertirse en un excelso post-rock al mejor estilo Explosions in the Sky.

La experimentación más áspera se oye más que nada, en “Computery”, una pista peculiar que, como sugiere el título, tiene una sensación más electrónica, incluso culmina en un riff que se  bate con una gran cantidad de efectos, pero una breve dosis. “Sati” completa el álbum con un ambiente más suave, la melodía principal es proporcionada por la guitarra, pero toda la trastienda esta ejecutada a través del temible banco de efectos de Dub Trio.

Los fanáticos del trío encontrarán muchas cosas para disfrutar aquí. Después de ocho años, The Shape of Dub to Come presenta una banda reforzada, más madura y con un sonido más equilibrado y pesado. Conserva el peso de IV (su anterior placa), al tiempo que reintroduce los elementos de sus primeros trabajos, combinándolos en el álbum más efectivo hasta la fecha. Si esta es la forma de dub que viene, entonces el futuro es brillante. Esperemos que no tengamos que esperar mucho para escuchar el siguiente. Enjoy

Lista de temas:

1.World of Inconvenience (Ft. Buzz Osborne)
2.Spyder
3.Fought the Line (Ft. Troy Sanders)
4.Bad Comrade
5.Life Signs Forget My Name Dub (Ft. Me’Shell Ndegéocello)
7.Needles
8.Computery
9.Sati

Que en paz DESCARGUEN