Una de las noticias mas atractivas que he recibido este año fue la formación de esta super banda, Azusa esta compuesta por Eleni Zafiriadou (Sea + Air): voz, Liam Wilson (John Frum, ex The Dillinger Escape Plan): bajo, Christer Espevoll (Extol): guitarra y David Husvik (Extol): batería. Ellos han unido sus fuerzas creativas y han preparado uno de los lanzamientos más experimentales de este año. Esta obra de arte llamada “Heavy Yoke” se lanzo el 16 de noviembre a través de Indie Recordings, y sus singles ya habían llamado mi atención, a tal punto que mi deseo se transformo en ansiedad.

Lo que mas me llamo la atención es escuchar a Eleni Zafiriadou cantando con músicos que viene de otro palo, puesto que ella viene de una banda pop, no sabia que me podía encontrar, y la verdad es que tuve una hermosa sorpresa al escuchar su tan variada gama de matices y texturas, desempeñándose con total fluidez en temas realmente pesados, donde su garganta se ha convertido en la vedette de esta maravilla.

Azusa llega a esta altura del año para pegarme una piña en el mentón y decirme que la creatividad musical esta mas viva y latente en esta banda, mas que en cualquier otra y con un sonido fantástico.

Heavy Yoke suena fresco, actual, relajado y pesado a la vez, con muchos ángulos para apreciarse y disfrutarse, esto lo convierte en un debut realmente increíble. Cada integrante aporta experiencia y practica individual en cada una de sus pistas, logrando un resultado maravilloso. La forma de entrelazar melodías con tremendos riffs y a su vez crear atmósferas tranquilas y caóticas sin forzar nada, con total soltura, es un orgasmo auditivo.

Quiero advertirles que aquí no hay parámetros, si bien son temas con una forma definida, las estructuras van cambiando y variando a lo largo de cada pista. La primera canción “Interstellar Islands” es un despliegue rítmico, en la cual encontraran un millón de cambios, tanto en lo instrumental como en lo vocal, lo atractivo es escuchar esa voz limpia y melódica de Eleni sobre una base rápida y gritos desesperados sobre riffs intrincados, pura belleza…

No puedo dejar de mencionar el excelente trabajo que siempre nos propone Liam Wilson, al rededor de sus 4 cuerdas. El bajo aquí cumple una función fundamental dando cuerpo y rigidez a la base rítmica, como por ejemplo en “Heart Of Stone”, marcando un rebote nutriente y discordante contra el resto de sonidos pero que encaja a la perfección con la función de la guitarra, hilando un set de texturas bastante interesantes. “Lost In The Ether” es un ejemplo de intimidantes figuras atonales detrás de riffs que a su vez mantienen una armonía agridulce.

Por otro lado, la batería de David Husvik cumple un papel importantisimo, me encantó la forma en que le da expresión a las distintas bases sin sonar exagerado. Esto tiene mucho peso a la hora de reforzar los riffs de Christer Espevoll, quien bajo ningún motivo se queda atrás. Juntos son un punto de interés imposible de ignorar, esta dupla dinámica trae a la memoria aquellos buenos tiempos como banda en Extol, no es para menos, es notable la conexión musical entre ellos, si no escuchen la genialidad que hacen en “Spellbinder”.

La oscura “Programmed To Distress” tiene un fuerte aroma a Alice in Chains, mas que nada en la primera mitad del tema, pero con arreglos propios de la banda, donde la cantante Eleni Zafiriado muestra una amplia proyección vocal con elementos indispensables que se convertirá en la firma indiscutida del sonido de Azusa. Ya sea desde la histeria o la pasividad, la forma en que moldea y yuxtapone su canto a la situación no hace más que multiplicar las posibilidades de la banda.

Una cantante de indie-pop se asocia con otros músicos de envergadura y sacan un álbum con una de las voces más sobresalientes de la escena actual; podrán asumir que Eleni tiene un regisro impecable, pero es en sus voces ásperas en donde se termina luciendo. Escuchen la agresiva “Eternal Echo” o la hipnótica “Iniquitous Spiritual Praxis” y verán de que les hablo.

“Succumb To Sorrow”, es quizás, el tema mas corto de la placa, contiene una alta dosis de oscuridad y pesadez, que mezclada con la ira vocal conforman el tema mas directo de la placa. En el cierre esta la hermosa “Distant Call”, progresiva, enérgica y atmosférica a la vez, los mantendrá expectantes y gozosos con sus grooves demoledores.

“Heavy Joke” tiene cierta conexión general, no se si por como están ubicadas las pistas o por como fue compuesto el álbum, o ambas cosas. Es que si escuchas el álbum completo de una sola vez, te parecerá que los temas están hilados uno con otro de alguna forma. Este grado de libertad lo hace sonar tan despreocupado de sí, que suena al borde de una improvisación materializada, por eso no cansa y se digiere fácil. Les puedo asegurar que este sera uno de los mejores discos del año (para mi), y seguro se quedara agarrado a mi reproductor por un largo tiempo. Enjoy

Lista de temas:

1. Interstellar Islands
2. Heart Of Stone
3. Heavy Yoke
4. Fine Lines
5. Lost In The Ether
6. Spellbinder
7. Programmed To Distress
8. Eternal Echo
9. Iniquitous Spiritual Praxis
10. Succumb To Sorrow
11. Distant Call

Que en paz DESCARGUEN

FACEBOOK

YOUTUBE

SPOTIFY