Ninjaspy es una banda canadiense de metal avant-garde progresivo formada en 2001. La banda está compuesta por tres hermanos Joel, Tim y Adam Parent. Su álbum debut “Pi Nature” lanzado en 2007 y fue producido por Garth Richardson. “Pi Nature” fue un gran paso para la banda.Celebrando la década de su origen Ninjaspy presenta el nuevo álbum ‘Spüken’ que reúne 10 años de canciones inéditas, recogiendo un par de temas que han presentado únicamente en vivo, cuyo proceso de elaboración llevó tres años de preparación y grabaciones esporádicas en sesiones de estudio que se prolongaron desde noviembre del 2014.

El nombre de Ninjaspy seguro lo reconoces, es probable que tengas recuerdos de que va su sonido o seguro al escuchar su nombre piensas en un estilo que reconocerías donde sea incluso si no les pusiste atención como para poder confirmarlo, son ideas que cruzan en el perímetro de esta agrupación y que se deben a que el trio de hermanos canadienses ha establecido renombre por su peculiar estilo crossover metal-reggae (junto a un puño de otras cosas), un estilo a menudo dominado por Skindred, aunque el trio experimenta en una corriente considerablemente diferente y versátil.

Tomen en cuenta que algunas de estas composiciones datan de otro contexto del que el grupo pudo influenciarse y el presentarlas hasta ahora les dio oportunidad de pulirlas y adaptarlas al contexto actual, aunque en gran parte respetaron esa fusión de antaño entre nu-metal y metal alternativo que ahora sigue resultando efectivo, solo para probadita de lo fresco que se puede ser con algo de mente abierta. Ellos desenvuelven una amplia gama de influencias a favor de finalmente encontrar un sonido autentico, una mezcla especial que han venido perfeccionando. Podría rastrear las raíces de lo que han hecho y demuestran en este trabajo hasta lo que fue Candiria en sus años mozos y por supuesto, compararlos directamente con sus pares australianos Twelve Foot Ninja, pero Ninjaspy de alguna manera figura desempeñando tácticas rítmicas diferentes, donde las cosas pueden escalar de locura nivel System of a Down a nivel Trepalium (abusando de la comparación) en un pestañeo, manejándose deliberadamente al borde de lo comercial y exponiendo sutilmente un desarrollado sentido de complejidad musical que no resta nada de diversión al asunto.

Pero antes de que las exageradas comparaciones te alejen de la idea principal de Spüken te digo que es 80 % dedicado a que lo pases bien manteniéndolo simple, a lo eufórico por medio de melodías pasivo-agresivas flotando entretejidas de grooves divertidos, funk distorsionado y vaivenes de vibras ska o reggae, encima de eso retienen una personalidad metalera que se acoplará bastante bien al gusto de cualquiera que aprecie escuchar Metal. El primer tema Speak hace honor a su nombre y habla de todo lo que he mencionado hasta el momento, pero más importante y para ser breve, si el orden del tracklist en un disco de verdad reflejara lo bueno del contenido total, entonces espera el final, Slave Vehemence saca lo mejor de la banda con breakdown sabrosón bastante poderoso, ritmos progresivos a lo Gojira y transiciones de mood a lo SikTh. Enjoy

Lista de temas:

1. Speak
2. Shuriken Dance
3. Brother Man
4. Dead Duck Dock
5. Become Nothing
6. What!
7. Jump Ya Bones!
8. Grip The Cage
9. Azaria
10. Slave Vehemence

 

Que en paz DESCARGUEN

Anuncios