Desde mediados de la década del 2000, el quinteto de Australia Occidental, Birds of Tokio han ido, álbum tras álbum acumulando fans y se han mantenido en constante movimiento. Cuando Birds of Tokyo surgió por primera vez, debo admitir que no estaba demasiado interesado en su sonido de rock alternativo indie. No era culpa de la banda, pero cuando me enteré de donde procedían (Australia), y que tenían a Ian Kenny (cantante de karnivool  al frente en la voz, fue casi instintivo el querer escucharlos.

352410-birds-of-tokyo

Si bien Birds of Tokyo y Karnivool no suenan para nada iguales, excepto por su excelente cantante, comparten, tienen muchas cosas en común. Ambos grupos han demostrado desde el principio produjeron canciones consistentemente sólidos y pulidos para ganarse un espacio privilegiado. Ambos han mostrado un crecimiento y desarrollo en sus sonidos y una afinidad por estructuras las canciones de una forma progresiva. Con su quinto álbum de estudio, “Brace”, Birds of Tokyo han empujado a su sonido en una dirección oscura, sucia y pesada, sin dejar de ser fiel a sus raíces alternativas accesibles que fueron las que forjaron su popularidad.

6842806-3x2-700x467

“Harlequins” es el tema que abre el disco con un sintetizador que podría no indicar de inmediato esta nueva intensidad sonora, pero el leve cambio de tono disonante produce rápidamente a una línea de bajo Fuzzed a cargo de Ian Berney, con un riff de guitarra de Adam Spark que te engancha a primera escucha, acompañados por la batería de Adán Weston están impecablemente conjugados, lo que demuestra un sonido amplio y animado, que contrasta con la base de bajo pesado del principio, y este es el tipo de cosas a valorar de la producción que impregna a Brace en sus 10 pistas, cortesía de David Bottrill, que ha trabajado también con “Tool“, “Muse“, y “Silverchair”.  Brace esta impregnado de una actitud roquera y progresista a diferencia de sus anteriores trabajos.

“Gods” encuentra rápidamente su lugar entre una línea de sintetizadores oscuros y un sólido ritmo de batería, mientras que la voz de Kenny añaden un elemento de la ascensión para evitar que el estado de ánimo llegue a ser excesivamente pesado. Hayley Mari de “Jezabels”, presta su voz en “Discoloured”, y la adición de voces femeninas le significa la canción un condimento interesante y llamativo. “Pilot” representa un ejemplo de cómo construir una canción de combustión lenta con elementos progresivos y construir con esto una buena introducción para la progresiva “Crown”.

Al componer un álbum que es destinado a ser tocado en vivo, y la incorporación de elementos más pesados en su sonido sin menospreciar sus raíces indie rock / alternativo que les ha definido hasta el momento, Birds of Tokyo se han asegurado que su quinto álbum esté dirigido a sus seguidores, viejos y nuevos por igual. Enjoy

birds-of-tokyo

Lista de temas:

1. Harlequins
2. Brace
3. Empire
4. Gods
5. Discoloured (feat. Hayley Mary)
6. Pilot
7. Crown
8. Above / Below
9. Catastrophe
10. Mercy Arms

Que en paz DESCARGUEN

Anuncios